"El caballo galopaba libremente, la confianza del jinete depositada
en instinto seguro." Ricardo Güiraldes